El Ente prorrogó la suspensión de cortes de luz y agua

La medida alcanza a los usuarios que tengan hasta tres boletas vencidas y que no presenten un consumo mensual mayor a 500 kilovatios. La medida se extenderá hasta el 31 de diciembre.  
saravia

Mediante la resolución 1110/20 del Ente Regulador de los Servicios Públicos de la Provincia de Salta (ENRESP), se prorrogó hasta el 31 de diciembre de 2020 la suspensión de los cortes de servicios de luz y agua en todo el territorio provincial. La medida alcanza a los usuarios que no presenten un consumo mensual mayor a 500 kilovatios (kW) y que tengan hasta tres boletas vencidas sean consecutivas o alternadas.

Las suspensiones de los cortes en Salta incluyen únicamente a los servicios públicos de jurisdicción provincial, que son la distribución de energía eléctrica, a través de Edesa SA, y de agua potable, con Aguas del Norte. El Ente, como autoridad de aplicación, prorrogó la resolución 555/20 emitida a fines de marzo.

“Se da una garantía a que todo aquel usuario residencial de Salta que tenga una mora de hasta tres facturas consecutivas o alternadas no se les cortes los servicios”, explicó el presidente del ENRESP, Carlos Saravia. Las resoluciones se enmarcan dentro del decreto nacional 311/20 y el decreto provincial 252/20.

En Salta se dispuso que pudieran acceder al beneficio todos aquellos usuarios que tengan consumos mensuales de hasta 500 kilovatios, lo que generó que sean 329 mil, casi un 92% del total. En Salta existen 358 mil usuarios con ese consumo.   

Saravia aclaró que la nueva resolución sólo otorga tres meses de consideración de facturas impagas. En cambio, la Nación, mediante el decreto 756, dispuso el no corte de hasta con siete facturas consecutivas o alternas y con vencimientos desde el 1de marzo de 2020. El presidente del ENRESP dijo que el gobernador Gustavo Sáenz se encontraba estudiando el nuevo decreto nacional.

También indicó que el promedio de boletas impagas que tienen los salteños no asciende a tres. “Hay excepciones, pero el promedio no llega al 2,5”, sostuvo.

Dijo que los cortes mensuales que se efectuaron en este periodo se redujeron a mil, cuando con un servicio normal eran más de 6500. Aseguró que las medidas adoptadas por el Ente “están funcionando dentro de lo posible” y de acuerdo a lo proyectado. Esto “sin contar el periodo de aislamiento duro donde no hubo ningún corte”, añadió.

Recomendó que los usuarios que están recibiendo notificaciones de cortes utilicen los medios de reclamos dispuestos en la página oficial del Ente. Y dijo que los avisos que se presentan son intimaciones por parte de las empresas responden a sus políticas propias de cobranza y sostuvo que en esos casos el Ente no puede involucrarse.

En relación al ala comercial explicó que sólo un 8% de los 6323 propietarios que existen en Salta estuvieron impedidos de recategorizar su consumo. Medida que se estableció a fines de mayo a causa de la no apertura de los locales. Sin embargo, contó que fueron escasos los comerciantes que se acercaron a realizar la recategorización de la potencia contratada.

Saravia informó que la empresa Edesa le notificó que le adeudan en total más de $1.600 millones. Desde que en marzo se adhirieron a las disposiciones nacionales, el presidente del ENRESP contó que en el caso de la empresa de electricidad son 139.926 usuarios quienes tienen deudas con la distribuidora con cerca de 350 mil boletas impagas, lo que corresponde a una deuda acumulada de $677 millones.

 “Esa es la plata que existe como consecuencia de preservar los servicios y no cortarlos”, expresó. Sin embargo, aclaró que “la gente que no paga hoy, va a pagar mañana”, porque no se trata de un subsidio.

A la deuda de usuarios, dijo que se suma otra por $680 millones que se deben porque no se realizó la actualización tarifaria que correspondía en mayo. Explicó que en caso de que se hubiera realizado la actualización serían más de $170 millones por mes.

La prestadora del servicio también informó que el Gobierno de Salta le adeuda $244 millones por subsidios que otorga a sectores carenciados. Además, indicó que los organismos nacionales, provinciales y municipales también presentan deudas que llegan a más de $150 millones. “Esto quiere decir que los establecimientos públicos no pagan las luz", apuntó Saravia.

Te puede interesar