En el 2021 la inversión en obra pública permitirá a Salta potenciar la minería y la producción

Para el coordinador de Enlace y Relaciones Políticas del Gobierno de la Provincia, Pablo Outes, uno de los principales puntos de la gestión del gobernador Gustavo Sáenz para el 2.021 es la inversión prevista en materia de obra pública.
Outes

Conforme al proyecto de presupuesto, el 21 % será para la infraestructura pública.  La ruta nacional 51 y 40 serán obras que para el año próximo ya permitirán generar un camino para toda la zona minera, la salida al Pacífico y dinamizar la producción, “es una decisión comercial, no sólo de interés minero sino estratégico”.

El Coordinador de Enlace y Relaciones Políticas calificó como “un año complejo” el 2.020 por la situación de la pandemia que atravesó la Provincia y el mundo. Ante esta realidad, indicó que Gustavo Saénz focalizó las políticas del Gobierno “en todo lo referente a salud”.

Consideró que la situación sanitaria va mejorando, a lo que se suma las definiciones con respecto a la vacunación contra el Covid, “lo que permite poder empezar a planificar un poco más tranquilo”.

Outes aseguró que pesar de la pandemia del coronavirus, Sáenz logró ejecutar convenios y acuerdos que permitirán un 2.021 mucho más activo. “El 2.020 fue un año de acuerdos y esperamos que el 2021 sea de ejecución”.

Outes consideró que este año el principal logro fue el desarrollo de la minería, actividad que le permitirá a la provincia lograr recursos para infraestructura básica y dejar de ocupar los últimos lugares del ranking nacional.

“En la minería, en este tramo de un año, las exportaciones mineras producto de políticas específicas ya crecieron un 20% comparado con el año anterior, estimamos que en el año 2021 van a estar casi en un 300% o 400% de lo que estaban, esto es insertarse en el mundo, ser productivista” sostuvo el coordinador de Enlace y Relaciones Políticas.

“El gobernador tiene que la idea clara que la minera trabajada en forma seria va a ser el motor de la provincia de salta en los próximos 20 años, el gasoducto minero es un gran gasoducto que lo van a pagar las empresas mineras, pero con una planificación”.

Garantizando el cuidado del medio ambiente, Outes anticipó que a Salta le llegará una inversión de 8 mil millones de dólares y luego regalías muy importantes que serán superiores a las del petróleo y el gas. “Nos van a permitir toda una activación de la zona minera y aledañas”.

Te puede interesar