Investigan a Olmedo por el ingreso ilegal de un avión

La avioneta, de origen estadounidense, quedó secuestrada, a la espera de que la empresa de Olmedo presente la documentación. No había pasado por la Aduana.
Olmedo

La Fiscalía Federal investiga si hubo una tentativa de contrabando en el ingreso al país de una avioneta con matrícula estadounidense que había sido adquirido por el ex diputado nacional Alfredo Olmedo, conocido por sus posturas de extrema derecha y que en la actividad privada se dedica a la producción primaria extensiva.

La intervención de la Fiscalía Federal se dio por aviso de empleados del aeropuerto internacional Martín Miguel de Güemes, que el pasado miércoles 16 de este mes, informaron sobre la llegada de un avioneta procedente de Estados Unidos que no tenía matrícula argentina ni había presentado plan de vuelo, y cuyo piloto, también estadounidense, decía que debía llegar al aeropuerto de San Fernando, en la provincia de Buenos Aires, como destino final.

El fiscal federal Carlos Amad informó ayer que en principio se estaría ante una tentativa de contrabando. "La matrícula de la avioneta era norteamericana, (...) No tenía documentación, es decir, no tenía plan de vuelo (...). No tenía permiso para circular por el espacio aéreo argentino, no tenía nada. Estaba flojita de papeles 100%”, y por ese motivo dispuso que quedara secuestrada, dijo en declaraciones a Radio Nacional Salta, "porque no puede circular una aeronave por el espacio aéreo argentino sin las autorizaciones debidas ni el plan de vuelo necesario".

Amad, que en relación a este hecho actúa con la auxiliar fiscal Paula Gallo, informó que el piloto no quedó detenido, porque dio las explicaciones requeridas, "para quien traía el avión", y quedó claro que "no sabía nada".

Sin embargo, el fiscal añadió que, "por los papeles que hay, la avioneta no está a nombre del señor Olmedo”, aunque cuando se suscitó el inconveniente en el aeropuerto apareció primero un piloto local tratando de encargarse de la aeronave y luego llegó un contador que dijo representar a una empresa de Olmedo y dijo también que la avioneta le pertenecía a esta empresa.

Sin embargo, el fiscal explicó que no se levantó el secuestro de la aeronave, como pretendían los empleados del ex legislador, porque "el tema es que tienen que hacer los papeles". Y aunque realizaran todos los trámites que se les requieren ahora, luego igual quedaría por analizar por qué la avioneta fue ingresada al espacio aéreo argentino, y a su territorio, sin haber realizado antes los trámites para importarla. Por eso, "en principio estaría en infracción aduanera porque obviamente el proceso de nacionalización es previo a que ande circulando un avión en pleno vuelo en el país, en el espacio aéreo argentino”, sostuvo Amad.

El fiscal insistió en los requisitos que exije la normativa argentina para que una aeronave privada con matrícula extranjera sobrevuele espacio nacional: la autorización de la Administración Nacional de Aviación Civil, ante la que debe presentarse el plan de vuelo. Pero "esta gente lo que no tenía era un plan de vuelo", tampoco había autorización de ingreso. "No tienen nada, no tienen papeles de nacionalización" y "hasta ahora lo que tenemos obviamente en principio es un contrabando de importación de aeronave sin las autorizaciones".

En esa tesitura, Amad indicó que cuando la avioneta cuente con todos los papeles, sean de nacionalización (con matrícula argentina) o de ingreso como nave extranjera," o la documentación que le dé la Administración Nacional de Aduanas, y pueda circular sin problemas, se le hará entrega de la aeronave", pero "hasta tanto no existan esos papeles la aeronave queda secuestrada a disposición de la causa en el aeropuerto”.

La información extraoficial que dio cuenta del ingreso irregular de la avioneta, señalaba que había hecho escala en Jamaica y Colombia. El fiscal informó que aún no se pudo verificar esta información, aunque ya se remitieron los pedidos de informes. “Sí o sí tuvo que haber pasado por alguno de esos lugares, sobre todo para reabastecerse, porque no es una gran aeronave", señaló y agregó que una vez que se aclare "con los papeles en la mano" lo de la matrícula y la falta de otra documentación, la Fiscalía estará ante "otro (delito) supuesto, hoy estamos hablando de un supuesto de contrabando de aeronave”.

Por otro lado, precisó que todavía no hay imputados en la investigación. “Hasta ahora no sabemos quién es el dueño", señaló. Indicó que si bien el contador que dijo que era "de la empresa del señor Olmedo, por ahora esto está así en un stand by, porque también nosotros entendemos que no es algo habitual y normal” la compra e ingreso de una aeronave. “Aparentemente vino el contador, trajo papeles, veremos qué es lo que depara el tema de la Aduana, sé que la Aduana está trabajando fuertemente por todo esto”, añadió.

Según explicó el fiscal, por ahora "estos señores" están en "una discusión administrativa" con la Aduana, "pero nosotros no somos un ente administrativo, es decir, hay un presunto delito, un supuesto delito de tentativa de contrabando de una aeronave, veremos con el correr del tiempo qué pasa".  

Te puede interesar