Cada vez más fuerte, rumorean la salida de Sansone de Cultura

En medio de rumores de algunos cambios en el gabinete provincial, algunos aparentemente vinculados a cuestiones netamente electorales, el que más fuerza viene cobrando es el que se produciría en la Secretaría de Cultura, y los motivos son diversos.
multimedia.miniatura.96320f54bb17169e.73616272696e612073616e736f6e655f6d696e6961747572612e6a706567

El Gobierno Provincial, tanto como el Nacional y de todas las provincias, vinieron atravesando crisis políticas provocadas por diferentes factores, todos vinculados al manejo de la gestión durante la pandemia.

Una de las crisis que tuvo el Gobierno de Salta fue el desmanejo de la exministra Josefina Medrano, que fue resuelta con la asunción de Juan José Esteban en el Ministerio de Salud.

Otra sigue siendo la gestión cultural que mantiene disconformes a todo el arco artístico de la provincia, aunque algunos no lo dicen públicamente, que no solo desatendió a miles de artistas de todas las ramas durante la pandemia, sino que además los destrató y ninguneó y aún hoy no se vislumbra ni un plan de reactivación cultural acorde a las demandas y necesidades.

Durante la pandemia (aún vigente), desde la Secretaría de Cultura se limitaron a hacer beneficencia con unos cuantos bolsones alimentarios, el Fondo Editorial no funciona, el Fondo de Desarrollo Cultural es ínfimo y la (no)gestión se limitó a observar (quizás porque de haber observado bien capaz hubiesen imitado algo) como otros aprovecharon las oportunidades tecnológicas ayudaron a muchos a no desaparecer, pero de innovación, apoyo, acciones, inventiva, en definitiva la gestión, brillaron por su ausencia, salvo una que otra foto artística de la secretaria.

Si bien la (mala) gestión de la Secretaría es quizás el factor más importante que tiene decidido que será reemplazada, hay otro, y tiene que ver con la política y no necesariamente por ella sino por su padre, el diputado provincial mandato prestado, con aspiraciones eleccionistas, Daniel Sansone, quien viene resultando en un estorbo por su condición de cuasi líbero, y esa inestabilidad política y emocional tiene colmada la paciencia de varios funcionarios del Poder Ejecutivo.

Así que a la secretaria no solo la podría dejar sin cargo su propia y demostrada ineptitud para la gestión, sino que además no le favorece en nada ser portadora de apellido, y al parecer hasta hubo alguna que otra conversación con referentes hasta del Frente de Todos para recibir sugerencias de personas idóneas para el cargo, así que todo indica que en un futuro cercano habrá al menos un cambio en la línea de secretarios de estado, porque la decisión estaría tomada, sólo falta definir el nombre de quien vaya a asumir en lugar de la bailarina.

Fuente: El Influencer 

Te puede interesar