Salvador Mazza pedirá boleta de servicios a los que vayan al hospital

El Comité Operativo encabezado por el intendente, Rubén Méndez, anunció nuevas medidas y precisaron que evitarán atender a extranjeros para no colapsar el sistema sanitario.
mendez

En medio de los peligros de la pandemia, Rubén Méndez, intendente de Salvador Mazza, encabezó la última reunión del Comité de Frontera y explicó que "el temor que todos tenemos es que los hermanos bolivianos quieran venir al hospital de Salvador Mazza y no hay forma que podamos atender a los enfermos, ni nosotros ni ningún hospital de Salta".

"El director del hospital propuso que los pacientes presenten documentos personales", dijo el jefe comunal, quien conoce muy bien una realidad insoslayable, como que muchos bolivianos tienen documento argentino."Con el DNI no alcanza y vamos a pedir que acrediten residencia en Salvador Mazza presentando alguna factura de servicios como electricidad, agua, o gas, porque es la única manera de saber si realmente viven acá", dijo.

Otra medida que se tomó fue cerrar el comercio y la actividad en general desde las 3 de la tarde. No hay actividad al aire libre ni religiosa ni encuentros en los domicilios. “Quien ande en la calle y no pueda justificarlo será conducido a su domicilio y si viene del lado boliviano vamos a dar intervención a las fuerzas federales. La circulación de autos quedó restringida por sus patentes”.

Hay finqueros y puesteros del campo, que residen en zonas limítrofes, que le cobran a los bolivianos unos 200 pesos para dejarlos ingresar por el fondo de sus propiedades a la Argentina. “La situación es caótica y dramática”, graficaron desde la comuna. “Esta enfermedad no se va a quedar en la frontera y hay que hacer algo urgente. Sin ir más lejos, la feria de ropa usada que se hizo el fin de semana en Tartagal estuvo abastecida en un 80% por bolivianos que llevaron la mercadería desde Yacuiba. Si no se pone seriedad, esto será un caos”.

Te puede interesar