Comienza el juicio contra una madre por la muerte de su pequeña hija

Se trata de Micaela Noemí Colque (25), acusada del homicidio. Según la investigación, la menor habría sido encerrada y se le negaban alimentos. La autopsia reveló que tenía varios golpes.
Ciudad Judicial

Micaela Noemí Colque (25) se sentará a partir del próximo 28 de abril frente a los jueces del Sala II del Tribunal de Juicio imputada de matar a su hija de 2 años. La joven está acusada de encerrar a su nena en una habitación durante, al menos 48 horas, y dejarla morir de hambre. La autopsia confirmaría que la víctima, además, tenía varios golpes de vieja data en su cuerpo.

El crimen se descubrió el 22 de junio del año pasado, cuando Colque se acercó hasta el centro de salud del barrio San Francisco Solano donde vivía. Llevaba a la niña en sus brazos, completamente inconsciente. La explicación que dio fue que su hija se había ahogado con comida, pero luego de revisarla los médicos no sólo constataron que la menor ya estaba muerta, sino que presentaba señales de maltrato, y un estado lamentable.

Los exámenes forenses ratificarían las sospechas de los profesionales e incluso revelarían detalles escabrosos. La menor tenía hematomas, escoriaciones y presentaba un grave cuadro de desnutrición y deshidratación.

 La investigación, que en un primer momento estuvo a cargo del fiscal Gustavo Torres Rubelt, de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, permitió establecer que la nieña estuvo encerrada durante dos días en una habitación.

“Resulta del accionar sistemático de la acusada quien dolosamente, durante tiempo prolongado, habría expuesto a su hija a una situación de desamparo, en un contexto de desnutrición y deshidratación”, dijo el funcionario judicial en ese momento.

Colque quedó inmediatamente detenida acusada del delito de abandono de persona seguido de muerte agravado por el vínculo, en perjuicio de su propia hija.

Desde el Ministerio Público Fiscal salteño señalaron que la fiscal pudo establecer que la madre dejó “sola a su suerte” a la nena el domingo 20 de junio de 2020 hasta el hasta el lunes 21 en horas de la noche cuando, presuntamente regresó a su domicilio.

“Tales circunstancias permiten sostener que la acusada debió representarse el resultado luctuoso al dejar a una niña sola, encerrada en una habitación, durante dos días consecutivos sin ninguna posibilidad de asistencia”, indicó el comunicado oficial. Además, Colque dejó la televisión prendida del cuarto donde la pequeña pasó sus últimos minutos.

Las audiencias del juicio oral, que estarán presididas por el juez Ángel Amadeo Longarte, concluirán el 5 de mayo. En caso de ser encontrada culpable, la imputada podría ser condenada a prisión perpetua.

Te puede interesar