El cabecilla de la toma en Parque La Vega tiene coronavirus

Tras la detención y por protocolo sanitario, Yuthiel Alderete fue hisopado en el hospital Papa Francisco y le detectaron el virus. Hay preocupación por la salud del resto de los participantes de la toma.
alderete

Renzo José "Yuthiel" Alderete, señalado como uno de los cabecillas en las tomas de terreno de Parque La Vega, quien fue imputado y permanece detenido tiene COVID-19.

Se supo que a Alderete le solicitaron análisis de sangre y un hisopado hace dos días, los que fueron realizados por personal del hospital Papa Francisco y recientemente se conocieron los resultados que arrojaron: "COVID-19 detectable".

Aparentemente, en determinado momento Alderete habría expresado que podía tener coronavirus cuando efectivos estaban por detenerlo.

"Este resultado da la pauta de que el asentamiento es un peligro. Puede convertirse en una bomba de contagios. Nos preocupa mucho la salud de las familias", expresaron fuentes ligadas al caso.

Se supo que el fiscal penal 3 Horacio Córdoba Mazuranic no pedirá el desalojo porque sigue vigente el proceso de mediación.

Alderete fue detenido el miércoles pasado, al mediodía, a pocas cuadras del asentamiento, cuando volvía junto a otros delegados de una reunión con funcionarios provinciales en el Centro Cívico Grand Bourg, a donde habían sido citados.

El fiscal penal Córdoba Mazuranic, lo imputó ayer por los delitos de entorpecimiento del normal funcionamiento de los medios de transporte y comunicación (2 hechos), lesiones leves, coacción, amenazas, coacción agravada y retención indebida (4 hechos) a partir de 11 actuaciones iniciadas ante las denuncias radicadas por personas que participaron del asentamiento y vecinos de la zona en su contra.

También se le imputó los delitos de turbación de aguas y desobediencia judicial en concurso real a partir de la denuncia radicada por los representantes de la empresa Aguas del Norte por una excavación que realizó junto a otras personas, hasta acceder a un caño de la red pública de distribución de agua, y provocaron una rotura en el mismo, con la finalidad de efectuar una conexión clandestina para el asentamiento.

Ello causó un perjuicio en los demás vecinos de la zona, quienes vieron mermada su distribución y normal acceso al servicio de agua potable.

Ante la situación sanitaria existente, la audiencia se realizó con el imputado desde su lugar de detención, por videollamada, y el fiscal con los abogados defensores en sede fiscal.

Alderete, luego de conocer las acusaciones en su contra, se abstuvo de declarar y Córdoba Mazuranic, solicitó al Juzgado de Garantías interviniente, su prisión preventiva.

Te puede interesar