Condenan a una familia que vendía drogas en barrio Santa Cecilia

Cuatro miembros de una familia fueron condenados por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, en calidad de autores y de partícipes secundarios.
drogas

En un procedimiento abreviado llevado a cabo en la Sala VII del Tribunal de Juicio, el juez Francisco Mascarello condenó a Johana Elizabeth Figueroa (34) a la pena de cuatro años de prisión efectiva como autora del delito consignado. Cumplirá la condena en la Unidad Carcelaria 4.

Fernando Federico Figueroa (37), alias “Gamuza”, fue condenado a dos años y ocho meses de prisión efectiva, como partícipe secundario. El sujeto, que es hermano de la anterior acusada, fue declarado reincidente por segunda vez y se ordenó su traslado a la Unidad Carcelaria 1.

El padre de ambos imputados, Miguel Ángel Figueroa (70), alias “Viejo”, recibió una pena de dos años y ocho meses de prisión condicional como partícipe secundario. El juez ordenó su libertad.

Finalmente, Camila Ayelén Velázquez (25), prima de Johana y de Fernando, resultó condenada a la pena de dos años y ocho meses de prisión condicional como partícipe secundaria del mismo delito. También se ordenó la libertad de la imputada.

Tanto Miguel A. Figueroa como Camila A. Velázquez deberán cumplir una serie de reglas de conducta durante dos años y ocho meses para mantener la condicionalidad de la pena. Se les ordenó, entre otras cosas, no cometer nuevo delito.

La familia fue denunciada en julio del año pasado, a través de la página web del Ministerio Público Fiscal. Los mensajes anónimos daban cuenta de que en una vivienda de barrio Santa Cecilia, un tal “Gamuza” Figueroa se dedicaba a la venta de sustancias estupefacientes.

A partir de ese momento, el Grupo de Drogas del Sector 6 inició una investigación que incluyó tareas de vigilancia en el inmueble señalado. Se pudo observar que personas de diferentes edades concurrían a la vivienda y realizaban intercambio de dinero por sustancias prohibidas. Del ilícito participaban dos hermanos, el padre y una prima de ambos.

Luego, durante un allanamiento realizado con presencia de testigos civiles, del interior del inmueble se secuestraron numerosos envoltorios con cocaína y marihuana, así como dinero en efectivo y varios teléfonos celulares.

Te puede interesar