Imputaron a un “trapito” por agredir a un conductor que se negó a pagarle

Se acercó al vehículo para cobrar el estacionamiento y ante la negativa le habría propinado varios golpes de puño al damnificado. Fue demorado por personal policial y ahora pidieron la prisión preventiva.
trapito

El fiscal penal 5, Federico Jovanovics, imputó provisionalmente por la presunta comisión de los delitos de lesiones leves, amenazas y resistencia a la autoridad en concurso real, a un hombre de 26 años.

Conforme a la denuncia radicada por el damnificado, el hecho se produjo el 27 de agosto en circunstancias en que este se aprestaba a abordar su camioneta que había dejado estacionada en Avenida San Martín, pasando calle Esteco, frente a una conocida peña folclórica. En ese momento se le acercó un hombre que empezó a cobrarle de manera prepotente y agresiva, negándose el denunciante y expresando que no tenía para darle nada.

Ante la negativa, el acusado le habría dado un golpe de puño en la zona de la nariz al damnificado, en el momento en que se disponía a descargar pertenencias de la caja de la camioneta.

El denunciante empezó a sangrar y a sentir un fuerte dolor en la dentadura, lo cual no detuvo al agresor, quien habría continuado con los golpes, al tiempo que profería amenazas.

En ese momento intervino la esposa del damnificado para que cesara la agresión, quedándose en el lugar y alertando a personal policial sobre lo sucedido, mientras su esposo abordaba la camioneta para retirarse y así evitar que continuara la agresión.

El acusado quien se encontraba acompañado de otros hombres, fue inmediatamente demorado por efectivos de la policía, no sin antes oponer tenaz resistencia a las órdenes impartidas.

El damnificado, un comerciante que tiene su local en el centro, manifestó su temor, ya que todos los días estaciona en esa arteria por razones laborales, al tiempo que afirmó desconocer al acusado.

El fiscal Federico Jovanovics solicitó ante el Juzgado de Garantías en turno, la prisión preventiva, basado en el hecho de que el acusado registra condena en suspenso anterior y reciente, por lo cual en caso de recaer condena, correspondería revocar la condicionalidad de la anterior y su acumulación por los hechos atribuidos.

Sostiene el pedido, basado en la peligrosidad evidenciada por el acusado dado la extrema violencia ejercida sobre la víctima, tanto física como verbal, señalando que el hecho debe ser analizado a la luz del historial delictivo que registra el investigado, ya que registra causas por violencia familiar, lesiones y amenazas. “Una personalidad altamente agresiva y peligrosa.”

El delito por el que se lo investiga al acusado conlleva una pena de 2 años de prisión, por lo que existe un claro peligro de fuga, configurando otro motivo que amerita la medida solicitada por el fiscal.

Durante la audiencia de imputación, el acusado se abstuvo de declarar. 

Te puede interesar