Dos policías heridos al intervenir en una fiesta clandestina

En Colonia Santa Rosa, dos policías trataron de terminar con una celebración que viola las normas sanitarias pero fueron repelidos con golpes y hasta amenazas de muerte.
policía

Un móvil de la Policía de la Provincia que realizaba patrullajes preventivos en Colonia Santa Rosa identificó una vivienda desde donde se escuchaba música y gritos, por lo que al indagar detectaron una fiesta clandestina.

Pese a los intentos por ser atendidos, nadie salió para explicarles qué sucedía, por lo que los policías, bajo directiva judicial, se quedaron en el lugar.

Transcurridos unos minutos, desde la casa comenzaron a arrojarles piedras, palos y botellas, proyectiles que eran lanzados desde el fondo y del techo de la vivienda.

Además de dañar el móvil, dos policías resultaron heridos y uno de los sujetos que estaba en la vivienda, sacó un arma de fuego por la ventana y amenazó con disparar a los efectivos.

En esas circunstancias, uno de los infractores que arrojaba piedras desde el techo, cayó del mismo, por lo que los moradores debieron abrir la puerta para que sea asistido.

Al hacerlo, los policías aprovecharon el momento y demoraron a siete hombres y tres mujeres, entre 16 y 25 años de edad, mientras que el resto logró huir.

Más tarde, a las 8, el joven que fue auxiliado tras caerse del techo se presentó en la dependencia policial y comenzó a amenazar con un arma blanca al personal que se encontraba en el lugar. Ante ello, fue reducido y detenido.  La causa quedó caratulada como atentado y resistencia a la autoridad, lesiones, daños y amenazas.

Te puede interesar