Otro escándalo en una delegación de la Policía Federal en el norte

Al caso ocurrido en Orán, donde cuatro efectivos de la Policía Federal fueron imputados por robarle hojas de coca a un comerciante, ahora se suma una denuncia de una joven, integrante de esa fuerza en Salvador Mazza.
policia

La denuncia de la joven uniformada acusó a otros cuatro compañeros por un abuso sexual sufrido cuando estuvieron comisionados en la provincia de San Luis, hace un año.

La denunciante es una agente, quien reviste en la Subdelegación de Salvador Mazza, de la Policía Federal, quien denunció ante la Justicia a cuatro de sus compañeros por el ultraje que cometió un efectivo de esa fuerza en un hostal de la provincia puntana, donde habían sido enviados.

La denuncia se tramita en la Justicia de San Luis. Por lo trascendido, cuatro de los denunciados habrían presenciado el intento de ultraje a la agente sin hacer nada para detener a un cabo, quien sería el principal acusado.

El ultraje, según lo informado, no se consumó debido a la resistencia que puso la agente y los gritos desesperados que pusieron en fuga a parte de sus compañeros.

En la denuncia, la joven policía, de 26 años, sostuvo que le contó todo lo sucedido al jefe de la Subdelegación apenas arribaron a Salvador Mazza; sin embargo, no se tomaron medidas ante el conocimiento de un hecho delictivo.

Como excusa de esa inacción, trascendió que la víctima "ya los había perdonado y que la justicia divina se encargaría". Asimismo, se supo que la mayoría de los implicados habrían apuntado al cabo que intentó abusar de la agente, a la vez que admitieron que no intercedieron para frenarlo.

Posteriormente, la agente, comenzó a ser perseguida y sancionada con todo tipo de medidas disciplinarias. A ello, se sumaron amenazas de todo tipo, incluso fue relegada en los ascensos y perseguida laboralmente, por lo que la agente radicó la denuncia del caso.

El abuso, según reveló, sucedió el 13 de junio de 2019, aunque previamente fue víctima de acoso en su trabajo.

También mencionó que otra mujer policía le pidió que se quede callada, mientras que le anticiparon que no la ascenderán al rango de cabo hasta que "perdone" a los cómplices y a la persona que abusó sexualmente de ella.

En la queja penal que relató, la agente señaló que el día 13 de junio de 2019 compartió junto al grupo de policías federales en un pub de San Luis Capital. En el grupo había dos mujeres más, compañeras de la denunciante, con quienes se retiró del lugar.

En un momento de la noche, una de ellas abrió la puerta de la habitación del hostal y así ingresaron los tres restantes compañeros de la fuerza, todos hombres.

Uno de ellos, un cabo, fue el que intentó someterla, bajo la mirada de los cinco restantes.

Indicó que fue vulnerada como mujer, como así también resaltó la inacción de sus colegas.

Te puede interesar