Amplían la acusación contra una funcionaria de Rosario de la Frontera

La fiscalía encontró nuevas pruebas en el marco de la causa que investiga la emisión de cheques del municipio para una persona registrada como proveedor y que luego fueron endosados y cobrados por un empleado municipal.
rosario

El fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra, en el marco de la investigación que lleva adelante por la supuesta emisión de cheques del municipio de Rosario de la Frontera para una persona registrada como proveedor y que luego fueron endosados y cobrados por un empleado municipal, imputó en forma provisional a la secretaria de Hacienda, Carolina Solís como autora de los delitos de falsificación de instrumento privado y obstrucción de la justicia en concurso real, ampliando la acusación inicial por el delito de fraude a la administración Pública (art  174 inc.5); incumplimiento a los deberes de funcionaria pública (art 248) y encubrimiento agravado (art  277 inc. 1 apartado a) en función del inciso 3 apartado d) de Còdigo Penal.

El agravamiento de la acusación se da a partir de elementos obtenidos de la producción de dos medidas probatorias producidas, como la declaración de un socio del proveedor, a cuyo nombre se emitían los cheques objeto de la investigación, y una inspección ocular en el celular de la Secretaria de Hacienda Municipal.

Cabe recordar que durante la inspección ocular realizada en el Departamento de Criminalística de la Fiscalía, estuvo presente la imputada y hermana del Intendente Gustavo Solís junto a sus dos abogados y mientras se cumplía la medida, en forma deliberada, borró una conversación de la aplicación Telegram. La situación quedó plasmada en una filmación que se realizaba del procedimiento y se labró un acta al respeto.

En la causa también se encuentra imputado provisionalmente un empleado municipal como autor del delito de peculado, ya que sería la persona encargada de cobrar los cheques oficiales endosados que se emitían originalmente para un proveedor de la comuna y una mujer de 51 años, que sin ser empleada municipal, habría actuado por cuenta y orden de la funcionaria, por encubrimiento de los delitos de administración fraudulenta y falsificación de instrumento privado.

La Secretaria de Hacienda Municipal de Rosario de la Frontera estuvo acompañada de un defensor particular y se abstuvo de declarar.

Te puede interesar