Amenazaron a un fiscal salteño: "la van a pasar mal" 

Una pariente de un fiscal penal a cargo de importantes casos salteños recibió un llamado telefónico sin identificación, en el que le avisaron que "la van a pasar muy mal".
multimedia.grande.9db57c6a08cdb59a.52616d6f73204f73736f72696f5f6772616e64652e6a7067

El viernes pasado, una familiar del fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ramiro Ramos Ossorio, recibió el llamado telefónico de una mujer que no se identificó.

Durante esta comunicación, la persona le preguntó a la pariente del fiscal sobre su relación con éste, pidiéndole que le avisara  “que se cuide”, y amenazándola con que “también se cuide” porque "la van a pasar muy mal". A pesar de las insistencias, quien llamaba se mantuvo en el anonimato.

Instantáneamente, la mujer radicó una denuncia que actualmente investiga el fiscal penal 1, Pablo Rodrigo Paz.

El delito de amenaza tiene lugar cuando una persona informa a otra sobre su intención de generarle algún mal: la pena, según el Código Penal Argentino, es de seis meses a dos años en prisión para quien impartiere amenazas con el fin de alarmar o amedrentar a una o más personas: la pena se eleva si esto incluye la utilización de armas para cometer este delito, o si se trata de amenazas anónimas.

Cabe destacar que el fiscal Ramos Ossorio está a cargo de los casos del asesinato de Jimena Salas, la desaparición de Gala Cancinos, la muerte de Luján y Yanina,

Te puede interesar