El exjuez Solá Torino dejó una carta de despedida

Salta 29 de noviembre de 2020
Desde el Ministerio Público Fiscal expresaron que todos los indicios apuntan a un suicidio. Había sido condenado a seis años de prisión por cobrar una coima de un narcotraficante.
1606613820488

En el momento en el que iba a ser detenido por efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), el exjuez federal José Antonio Solá Torino se quitó la vida. Tenía 68 años y fue el primer juez condenado por recibir coimas del narcotráfico. Desde ayer el excamarista debía comenzar a cumplir una condena de seis años de prisión.

"Escuchamos una detonación", detalló una fuente judicial a El Tribuno sobre cuáles fueron las primeras declaraciones que realizaron las fuerzas de seguridad al ingresar al domicilio particular del exmagistrado salteño.

Fuentes judiciales confirmaron a este medio que Solá Torino dejó una carta de despedida, sin embargo todavía no se hizo público su contenido. A las 10.30 de la mañana de ayer se le realizó la autopsia en la morgue del Cuerpo de Investigaciones Fiscales.

La fiscal de Graves Atentados Contra las Personas, Ana Inés Salinas Odorisio, es la funcionaria judicial a cargo de la investigación sobre el suicidio del exjuez federal, quién decidió quitarse la vida en la madrugada del sábado antes de ser detenido.

En la madrugada de ayer se hizo la inspección ocular del lugar donde ocurrió el incidente, además se secuestró el arma y otras diligencias de rigor. Desde el Ministerio Público Fiscal expresaron que todos los "indicios apuntan a un suicidio".

Pasada la medianoche un grupo de policías pertenecientes a la PSA acudieron a la casa del exjuez federal José Antonio Solá Torino para proceder a su arresto. Las fuentes consultadas detallaron que el domicilio estaba con todas las luces apagadas y que los efectivos policiales golpearon la puerta pero "nadie atendía".

Al no recibir ninguna respuesta, desde la PSA consultaron con el juez Federico Díaz y el fiscal Carlos Amad si podían ingresar al domicilio. Las autoridades de la Justicia Federal autorizaron patear la puerta del exmagistrado para realizar efectiva la detención.

Cuando ingresaron a la casa, los policías de la fuerza federal oyeron una detonación en el piso de arriba. Al subir, encontraron muerto al exjuez de un tiro. El exmagistrado se mató antes de ser detenido, antes a comenzar a cumplir su pena de seis años de prisión.

Miembros del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) realizaron los primeros peritajes que estuvieron a cargo de la doctora Ana Salinas Odorisio y el doctor Omar Davila, jefe de los Investigadores del CIF.

El cuerpo se retiró y fue conducido a la morgue del organismo para la autopsia. Se tomó datos de los integrantes de la PSA, quienes habían acudido a realizar la detención y se secuestraron elementos para la causa.

Después de que la PSA diera conocimiento de la muerte del exjuez, las pericias estuvieron a cargo la doctora Ana Salinas Odorisio y el doctor Omar Davila, jefe de los Investigadores del CIF. El cuerpo se retiró y fue conducido a la morgue del CIF.

 

El caso

La investigación del caso contra José Antonio Solá Torino fue abierta y llevada adelante por el fiscal federal Ricardo Toranzos, quien requirió juicio contra el exjuez federal en junio de 2010.

Posteriormente, y en representación del Ministerio Público Fiscal de la Nación, el fiscal Carlos Amad, junto a Francisco Snopek y Ricardo Toranzos, fue quien condujo la acusación en el juicio que se extendió desde noviembre de 2015 a abril de 2016.

La acusación central giró en torno a las pruebas obtenidas, que daban cuenta de la intervención del excamarista en maniobras que permitieron a Miguel Farfán, un hombre condenado en 1999 por el transporte de 400 kilos de cocaína, fugarse a partir de un escrito por el cual pagó 15 mil pesos al exjuez, quien cumplía, en ese entonces, la función de juez de Ejecución y Sentencia.

Una vez dictada la condena, la defensa de Solá Torino recurrió a la Cámara Federal de Casación, que el 26 de diciembre de 2018 rechazó el recurso interpuesto a partir de una resolución firmada por los jueces Eduardo Riggi, Ana María Figueroa y Liliana E. Catucci.

Posteriormente, la defensa intentó un recurso extraordinario ante la Corte Suprema. En un breve escrito, se resolvió desestimar el pedido por un incumplimiento formal del planteo.

Por otra parte, Miguel Farfán -el hombre por el cual fue condenado el exmagistrado federal Solá Torino- fue recapturado y se encuentra detenido.

El fiscal de Transición de la Unidad Fiscal Salta, Carlos Amad, quien había solicitado el viernes a la Justicia la detención del exjuez federal José Antonio Solá Torino tras una resolución emitida por la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), se mostró consternado por el hecho.

“Estoy conmocionado en cierto punto con lo que pasó”, fueron las primeras palabras que expresó el fiscal federal a El Tribuno. Aunque no pudo precisar datos sobre la muerte del exjuez. “Cuando yo me entero al mediodía de que la resolución quedó firme, solicito la detención para este señor. Cargo el escrito a la siesta, le aviso a la secretaria a las tres de la tarde y después me notifican a la noche que habían dispuesto la detención y que iban a mandar a buscarlo a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Después me llama por teléfono la secretaria que estaba conmocionada y me cuenta lo que pasó, que se suicidó”, expresó.

En su presentación el fiscal resaltó el hecho de que el Máximo Tribunal de la Nación “resolvió desestimar la queja interpuesta por el excamarista en contra de la resolución que le denegó el recurso extraordinario por la casación rechazada”.

“Uno queda perplejo porque jamás espera este tipo de situaciones. Estoy sorprendido porque era una persona que aparentemente era saludable y no daba indicios de que vaya a hacer esto. Me habían dicho que la semana anterior lo habían visto por tribunales”, afirmó.

Solá Torino seguía ejerciendo como abogado porque su sentencia se lo permitía ya que no estaba firme. A partir del viernes, expresó Carlos Amad que la sentencia al quedar firme tenía que cumplir los años de prisión y la inhabilitación para ejercer su profesión. “Quizás fue eso lo que lo determinó a semejante decisión”, agregó.

El abogado de la Justicia Federal expresó que hay una fiscal provincial que está investigando y aclaró que cuando tomó intervención dio un “paso al costado”.

“Yo también quiero saber si le dijo algo a algún familiar o si hay alguna carta. Hasta ahora nadie me comentó nada. Esperaremos qué es lo que dice la investigación de la colega de la provincia, pero es lamentable la situación, por la familia y por él también. No sé qué es lo que lo habrá llevado a tomar semejante determinación”, dijo.

Ayer a la tarde, el Tribunal en lo Criminal Federal N 1 de Salta, conformado por Federico Santiago Díaz, Liliana Snopek (titulares) y Gabriel Casas (habilitado por la Cámara Federal de Casación Penal), envió un comunicado tras la muerte de Solá Torino.

“El Tribunal ordenó, conforme el pedido, la inmediata detención del Sr. Solá Torino, habilitando a las fuerzas de seguridad a hacer uso de la fuerza pública y allanar domicilio”. Agregaron que solo se notificó a la Fiscalía. “Queremos dejar debidamente que es criterio del tribunal mantener en absoluta reserva todas las actuaciones en las cuales se dispone la detención de una persona y así se procedió en este caso, por lo que las noticias surgidas antes del procedimiento no emanaron de este tribunal”.

Te puede interesar