Elevaron a juicio la causa por un fraude millonario a la administración pública

La jueza de Garantías 8, Claudia Puertas, elevó a juicio la causa originada por la denuncia de la abogada apoderada de la Provincia de Salta ante el faltante de dinero en una cuenta judicial generada por un sucesorio vacante.
CIF Policía

Ricardo Gabriel Fath, Andrés Esteban Fath, Jesús Ángel Mendoza y Hugo Alberto Colantuono, están imputados como coautores de los delitos de fraude a la administración pública y falsedad de instrumento público. La causa fue enviada a la Mesa Distribuidora de Expedientes Penales, que sorteará el Tribunal que actuará en la siguiente etapa procesal.

En su resolución, la jueza rechazó además sendos pedidos de las defensas de los acusados.

La causa inició cuando la Fiscalía de Estado advirtió el faltante del dinero, que ascendía a un total de 298.838 dólares, cuando envió un oficio al Banco Macro para hacer un movimiento en la cuenta en la que estaba depositado el dinero. A raíz de ello, la entidad informó que, por orden judicial, se había transferido el total a una cuenta del Banco Masventas. El oficio que así lo había ordenado se había falsificado, y estaba suscripto con fecha 5 de julio de 2019. Tal oficio no existe en el expediente judicial de origen.

Según consta en las actuaciones, los imputados actuaron de común acuerdo y con división de tareas y ejecutaron la maniobra defraudatoria, consistente en presentar ante el Banco Macro Sucursal Tribunales un oficio apócrifo, en el que se consignaba la cancelación de un plazo fijo judicial y posterior transferencia por la suma de U$S 298.898,07 (doscientos noventa y ocho mil ochocientos noventa y ocho dólares con siete centavos).

Según la investigación, Ricardo Gabriel Fath (gerente de Banco Macro Sucursal Tribunales), y Jesús Ángel Mendoza (Asistente Operativo de la misma sucursal), realizaron los trámites correspondientes en la entidad bancaria para concretar la trasferencia al Banco Masventas. Esa operación, permitió que el comisario de la Policía de Salta, Colantuono pueda disponer del dinero, de manera discrecional.

El oficio judicial falsificado que ordenaba la cancelación de una cuenta a plazo fijo y posterior transferencia, fue firmado el 5 de julio de 2019 y no existe en el expediente judicial de origen. El dinero fue retirado el 29 de julio del mismo año, por caja en el Banco Masventas y desde una cuenta a nombre de Colantuono.

La maniobra contó con la participación de Andrés Esteban Fath, quien en su calidad de hermano del coimputado Ricardo Gabriel Fath y a su vez, efectivo policial dependiente laboral de Colantuono, permitió acceder a la información bancaria; ejecutar la maniobra pergeñada y finalmente, apropiarse de la importante suma de dinero.

Te puede interesar